viernes, 2 de mayo de 2008

Fuego

Y así de repente
siento que me quemo;
yo soy combustible,
tus palabras son fuego.

3 comentarios:

Gareriasu dijo...

como combustion espontanea?

Lalo dijo...

Algo así pero mejor. Seguiré ardiendo como esa zarza del Antiguo Testamento hasta que la fuente de esas palabras muera.

Catriela Soleri dijo...

Esas cosas mueren tan pronto uno decida matarlas.

Prolongarás la situación?