jueves, 3 de julio de 2008

Oro compartido no es oro perdido

Y entonces zarpó el capitán hacia el insondable océano en búsqueda del vasto tesoro; zarpó sin darse cuenta que en el muelle el oro aguardaba a los pies un pobre mudo que no pudo gritar que él lo tenía y deseaba al capitán darle todo cuanto había.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Recorre cada parte de mi cuerpo..
Qurido capitàn
Que deseosa estoy de ti
estremecete y entregate
Que tu excitaciòn me hace desmayar.

Acariciame lentament,
hazme resurgir
rodea mi cintura,
besame con locura, hazme delirar,
enredate en mi cabello rojizo
y no me dejes nunca escapar.

Mirame a los ojos
mientras tus manos siguen recorriendo
mi cuerpo
encuentra mis oscuridades
y navega en ellas sin recelos.

Dèjame sentir tu firmeza
que provoca jadeos y suspiros
sin frenos ni esperas.

Amame esta noche amor....
que necesito hoy sentirte dentro de mi y disfrutar lo nuestro.

Como cada noche se vuelve èste....
nuestro tan esperado encuentro.

✩ Concertina ✩ dijo...

wtf con ese comentario?!!

Al que bien escucha es buen entendedor ..

XD!!!

Irapuatin dijo...

Y al buen entendedor pocas palabras......... y mucho..........ejeje