lunes, 1 de junio de 2009

Añoranza sin número

«Recordé tu fotografía, esa de sonidos abstractos y colores mustios, e imaginé lo bueno que sería volver a conocerte. Viajaría al pasado un millón de veces sólo para volver a conocerte.»

2 comentarios:

Concertina dijo...

Sería tan fantastico conocer a una persona por primera vez por siempre?

Lalo dijo...

Sí, es lo más genial del universo y solo es posible si las memorias se borraran una y otra vez.